Archivo mensual: abril 2010

Alejandro Sanz, a “régimen del régimen” cubano

El cantautor español Alejandro Sanz explicó por qué no participó en el concierto Paz sin Fronteras organizado por Juanes en la Plaza de la Revolución de La Habana el pasado 20 de septiembre de 2009. En sus declaraciones al portal de internet Terra Sanz afirma que la ausencia se debió a su discordancia con las restricciones establecidas en materia de libertad de expresión: “nos ponían condiciones restrictivas sobre lo que podíamos y no podíamos decir”, revela Sanz.
Alejandro Sanz tuvo una participación importante en la primera edición de Paz sin Fronteras realizada en 2008 en la frontera de colombo-venezolana. La iniciativa nació tras la crisis diplomática entre Ecuador, Colombia y Venezuela, después del bombardeo del ejército colombiano a un campamento de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en territorio de Ecuador. Una acción que dio como resultado la muerte de Raúl Reyes, el segundo hombre al mando de las FARC y desató un movimiento tripartita de tropas a la frontera. Un momento más que propicio para la intervención de la música como embajadora de la paz.
Según Sanz, no existía un contexto similar en Cuba que justificase la acción pacificadora de Paz sin Fronteras. “No había guerra en Cuba, no hay guerra, no hay opiniones, ni hay nada. Ahí se hace lo que dice el régimen y se acabó”, sentenció el español.

Dime qué y a quién escribes y te diremos si puedes

Nota divulgada por el diario brasileño Folha de São Paulo, uno de los más influyentes medios de ese país, afirma que la escritora cubana Wendy Guerra fue citada por las autoridades de la isla para dar explicaciones sobre la correspondencia que mantiene con el editor brasileño Thales Guaracy. Según la publicación, en su intercambio epistolar tocaron temas considerados delicados por el régimen. Guaracy dirige la división de literatura de la casa editorial Saraiva y estaría preparando el lanzamiento en portugués de la novela de Wendy, Nunca fui primera dama. El libro aborda la vida de su madre y la relación que tuvo con Celia Sánchez Manduley.

“Nunca fui primera dama” – Reseña extraída de Amazon.com
Celia Sánchez, Albis Torres y Nadia Guerra, los tres personajes femeninos en que se centra la novela, no sólo pertenecen a esa estirpe de protagonistas que se instalan para siempre en la memoria del lector, sino que, además, trenzan con sus peripecias existenciales la historia, con minúscula, de la vida cubana desde el triunfo de la Revolución hasta hoy. La histórica, pero casi olvidada figura de Celia Sánchez, emblemática encarnación de la lucha revolucionaria; Albis Torres, malograda escritora, personaje esencial de la bohemia artística de la posrevolución, y también víctima de la desmemoria, inspiran el gran potencial creativo de la autora, quien las hace revivir en la palabra y la incorrección de Nadia Guerra, exponente de la joven generación de una sociedad que lucha por ganar la partida al olvido y al inmovilismo. Con una vitalidad desbordante, con pasión irrefrenable, con valentía y lucidez, Wendy Guerra, autora de Todos se van (I Premio Bruguera 2006 otorgado por Eduardo Mendoza en calidad de jurado único), aúna autobiografía y ficción en una novela deslumbrante, emotiva, que rebosa libertad, ironía, sentido del humor, y ternura. Con Nunca fui primera dama, Wendy Guerra se confirma como uno de los valores del nuevo boom de la literatura latinoamericana.

Silvio Rodríguez tira la toalla

Tras escribir tres cartas y recibir tres respuestas de Carlos Alberto Montaner, Silvio Rodríguez desiste de continuar el debate entablado con el escritor cubano radicado en Madrid. Una pena que concluya así el único intercambio de ideas, en décadas, entre intelectuales de las dos orillas. Silvio deja de lado el diálogo. Por lo que alega, parece tener cosas más importantes que discutir el futuro de Cuba.

Montaner:

Veo que te estás esforzando, pero yo no puedo pasarme la vida en esto, que para ti es como ir a tu oficina y para mí significa ausentarme de mi trabajo. Me despido con la misma propuesta que ya hice: abandona la guerra fría, ponte a luchar contra el bloqueo, hazle bien a la niñez de esta tierra en que tú fuiste niño. Si eres capaz de dignificarte ante la infancia, todos venceremos un poquito.

Cordialmente,
Silvio Rodríguez.

3 a 3: Sale la tercera respuesta de Montaner a Silvio

Ae, ae, ae la Chambelona! Esto si es una Batalla de ideas, como dice Montaner.

Se da a conocer en internet la tercera respuesta de Carlos Alberto Montaner a Silvio Rodríguez. La misiva no tiene desperdicio. Para no repetirla aquí pongo algunos enlaces de otros blogs, tan rumberos como este, que la dieron en primicia, aunque no resisto a reproducir un fragmento a manera de degustación:

“Silvio
Esa incapacidad para rectificar que tienen estos dos señores (y otros de su entorno) es lo que explica uno de los fenómenos más asombrosos de cuantos ha generado la revolución cubana: el intenso fracaso material que ha provocado. Por primera vez, en los cientos de años que tiene Cuba de historia occidental, tres generaciones sucesivas de cubanos han padecido la extraña experiencia del empobrecimiento progresivo. Mañana siempre es peor que hoy. En Cuba, hasta la llegada de la revolución, la norma era que los padres vivían mejor que los abuelos y los hijos mejor que sus padres. Pero esa tradición terminó cuando estos caballeros tomaron el timón del país y los cubanos aprendieron la amarga lección de que la vida, lejos de mejorar, empeoraba. Hasta Raúl Castro lo ha admitido públicamente, desesperado, cuando manifestó que ni siquiera hay leche para los niños cubanos cuando pasan de los siete años. ¿Te imaginas? Ni un miserable vaso de leche.”

La carta completa en:
Blog de Zoé Valdés
Blog El Tono de la Voz
Blog Cuba Inglesa

Las cartas de Silvio Rodríguez y Carlos Alberto Montaner

Silvio ha escrito tres misivas, la primera de ellas en formato de poema. La última, hecha pública el 9 de abril, aún no tuvo réplica de Carlos Alberto Montaner, que hasta la fecha ha respondido a las dos primeras. El debate se lleva a cabo en el ámbito de la web. En Cuba, pocos se enteran de algo. El apartheid digital del régimen se encarga de dejar fuera de la discusión a toda la población cubana.

Correspondencia íntegra entre Silvio Rodríguez y Carlos Alberto Montaner

¡Tu póliza médica aquí!

“Todo lo que ya anda mal, podemos empeorarlo”. Un  acciona oculto que parece regir la labor administrativa del Consejo de Estado y de Ministros Cubano, prolijo en medidas que no sólo no arrojan resultados favorables a la colapsada economía del país, como que perjudican su crecimiento.
La arbitraria resolución que exige seguros médicos a visitantes extranjeros y cubanos residentes en el exterior es otra medida desesperada de un gobierno fracasado y sumido en deudas insalvables. Un verdadero estertor financiero para inyectar efectivo a una economía que no logra producir riqueza.
La medida, con vigencia a partir del 1º de mayo de 2010, obliga a cuanto viajero pise la isla y sus cayos a portar una póliza de seguro de viaje, que podrá ser del visitante, siempre que la seguradora “sea reconocida en Cuba”, o comprado en el mismo instante del arribo. ¿Qué justifica la adopción de esta medida? ¿Son tantos los viajeros que recurren a los servicios médicos públicos cubanos durante su corta estadía, al punto de que deban reponerse esos recursos a los cofres públicos?
No son  frecuentes los relatos de turistas circulando por los mal iluminados y sucios pasillos de los hospitales “del pueblo y para el pueblo” en busca de cuidados médicos y hasta la fecha los turistas que se enferman reciben atención, previo pago en efectivo o con tarjetas de crédito, en las clínicas “dolarizadas”, algo que hace más inexplicable aún la exigencia de una póliza previa.
Algunas consecuencias de esta nueva traba se caen de la mata. Serán pocas las aseguradoras  extranjeras que logren pasar por la burocracia a ser impuesta para la acreditación en Cuba. El  complejo mecanismo de transferencias de dinero  que se verán obligadas a realizar por la eventual atención en Cuba de sus clientes es otro obstáculo difícil de driblar. Por esos motivos, la mayoría de los pasajeros no podrá contar con un seguro medico reconocido por el MINSAP-MINTUR y se verán obligados a adquirirlo. Tal vez  hasta las propias agencias de turismo en el exterior lleguen a emitir un seguro cubano pre-pago para evitarle a sus clientes engorrosos trámites al arribo. Cualquiera de las opciones anteriores encarece los viajes a la isla. Para un país que tiene en el  turismo una de sus principales fuentes de divisas y en un contexto global de crisis, que afecta directamente a los principales países emisores de viajeros a Cuba, implementar trabas y costos que disminuyan la competitividad de la actividad turística pinta totalmente contraproducente.
Para los ases de la planificación centralizada socialista, una eventual pérdida de ingresos por la disminución de la afluencia de turistas será contrarrestada por la venta compulsiva de pólizas médicas a los cubanos residentes en el exterior, en su mayoría los de Estados Unidos. El año pasado el número de cubanos residentes en el exterior que visitó el país llegó a 300.000. Dependiendo del precio que se establezca para el seguro  los ingresos llegarán a varios millones de dólares, sólo considerando las pólizas compradas por la inmigración cubana.
El destino de esa renta extra ya se pude vislumbrar. Una parte de los ingresos se quedará en la maya recolectora que será cuidadosamente tejida por los bolsillos de los funcionarios que comercializarán las pólizas. No importa el tamaño del contingente de supervisores, trabajadores sociales, administradores, segurosos y militantes empeñados en evitar el hurto, el sistema de desvió de recursos terminará imponiéndose.  Pasado este primer filtro, el dinero seguirá su camino hacia una sociedad anónima cualquiera, creada para los efectos, que administrará de manera sigilosa el nuevo renglón. Se llamará Sinsonte o Golondrina y la dirigirá un fiel coronel o general egresado de la gran escuela empresarial de las FAR. Dentro de unos años, una Nota Informativa del Granma anunciará eufemísticamente el explote: “el general  de brigada fulano de tal ha sido liberado de sus responsabilidades”.

Puñetera es la mala fe

Buena Fe llama “puñeteras”  a las Damas de Blanco en el calor populista de un concierto en los Jardines de la Tropical. La diarrea verbal de Israel llegó a oídos de la comunidad de Miami, que se prepara para pagar con sus dólares un próximo concierto del grupo en la capital del exilio. Raudo y veloz, el líder de Buena Fe “tocó guitarra”:  yo no dije nada, caballero…