Archivo de la categoría: Cuba

Desnudo en La Habana

nanda-costa-playboy
Conforme publican los medios locales, la popular actriz brasileña Nanda Costa y el equipo de la revista Playboy que la acompaña embarcan hoy hacia Cuba. La actriz fue escogida para ilustrar la tapa y el ensayo principal de la edición de aniversario de la Playboy Brasil. El escenario para las fotos: La Habana.
La talentosa y bella actriz de 26 años tiene en su haber seis largometrajes y nueve participaciones televisivas. La última de ellas la consagró definitivamente ante el gran público, como protagonista de la novela del horario estelar de la cadena Globo. La actriz interpretó a una graciosa joven de las favelas de Río que, víctima del tráfico internacional de personas, va a parar a los prostíbulos de Turquía. La sensualidad desplegada por Nanda no pasó inadvertida por la audiencia y los cazatalentos de la revista masculina. Tras el lente, en La Habana, estará el fotógrafo Bob Wolfenson, considerado uno de los grandes de la fotografía brasileña.
Todo esto con la anuencia del gobierno cubano y el apoyo de instituciones del cine de la isla, según informaciones de la prensa brasileña. Por el desnudo artístico, la actriz habría firmado contrato de 1,5 millón de dólares, un valor que no suena irreal considerando el porte de la estrella. Ya el valor cobrado por las autoridades cubanas se desconoce, pero sería ingenuo pensar que no haya una compensación financiera por prestar el escenario y suministrar todo el apoyo logístico de producción. Alguien cobrará un valor que, sin dudas, logra remontar prohibiciones y prejuicios ideológicos alegados durante tantos años contra el desnudo femenino.
Allá por los 70, con la premisa de abolir la mujer-objeto de belleza, se mató una de las más arraigadas tradiciones carnavalescas, la elección de la Estrella y sus Luceros, las bellezas que reinaban en los carnavales cubanos. Un concurso que se realizaba no sólo en las grandes ciudades, sino en cada pueblito con carnavales que se dieran al respeto. Y que no vengan con el cuento de que antes del 59 vencían las jovencitas de la sociedad, porque sé de una preciosa guajirita de Jaragüeca que, sin perder una pizca de su integridad, reinó con su belleza en Cabaiguán.
En su momento Vilma Espín, al frente de la FMC, esgrimió argumentos sobre valores de la mujer cubana por encima de su belleza, sobre no poner a la mujer cubana al servicio de fines superfluos, sobre transponer barreras machistas y dejar para el pasado capitalista la figura de la hembra portadora de belleza. La mujer nueva, digna del hombre nuevo, supongo, debía ser imagen de la mujer transformadora, trabajadora, batalladora, madre, revolucionaria, constructora de una nueva sociedad, patriota, abnegada, miliciana y hasta ama de casa.
Tal vez si le preguntaran a la actriz Nanda Costa, que dejó muy joven su pueblito natal para probar la suerte en la inmensa São Paulo y alcanzar un sueño, respondería que ella también es portadora de todos eses atributos (quitando lo de revolucionaria y miliciana, para no exagerar). Pero además tiene libertad para exhibir su belleza y cobrar por ello. Porque como sabemos, lo cortés, no quita la hermoso.
La Revolución prohibió la fotografía del desnudo femenino, ni que decir del masculino, que ya sería inaudito para el machismo del régimen. Se creó el tabú de las revistas pornográficas y así crecimos sin jamás “contaminarnos” con el porno. Recuerdo como una de las mayores transgresiones de mi adolescencia cuando escondidos hojeábamos en casa de un amigo las Playboy importadas por el papá-funcionario.
Ahora llega a la isla, autoproclamada como salvaguardia de la moral, un equipo de la publicación insigne del cacareado deterioro espiritual del Imperio. Son los chicos de la Playboy los que serán recibidos en el salón VIP del José Martí. Para empeorar, la licencia brasileña de la revista fundada por Hugh Hefner en 1953, está en manos del mayor grupo editorial del país, que entre otras decenas de títulos, publica la revista Veja, mordaz crítica de la dictadura cubana. ¿Por qué les autorizan entonces? ¿Condescendencia con Brasil? ¿Alguna relación con la deuda con el banco brasileño BNDS que paga la cuenta del Mariel?
Mientras no se sabe: ¡Qué lo disfrutes, Nanda. La Habana puede ser encantadora y su decadencia sensual, seguro armoniza bien!

Anuncios

Incertidumbre: La Habana amanece sin Hugo Chávez

La calle lamenta la pérdida de Chávez, el proveedor. El temor a los años 90 ronda. Es inevitable.

Yoani sim, Yoani nao

Esta semana, la Librería Cultura de São Paulo se convirtió en campo de batalla. Manifestantes de la Unión de la Juventud Socialista (UJS) impidieron con un triste mitin de repudio que Yoani Sánchez conversara con el público que llenaba una sala cinematográfica y diese autógrafos en una recopilación de sus crónicas editada en Brasil bajo el título ¨De Cuba com Carinho¨. Fuera del recinto, el cariño también brillaba por su ausencia. El ruido ensordecedor de tambores, gastadas consignas, abucheos, pitos, coros, etc. se encargaron durante más de dos horas de atacar a la disidente. Al mismo tiempo, y por primera vez en su vista a Brasil, un grupo de valientes jóvenes se enfrentó a las turbas antiYoani y salió en defensa de la bloguera. A pesar de estar en menor número no se amilanaron y con carteles creativos, perspicaces, frescos y llenos de buen humor lograron llamar la atención y enfrentar el odio. Después supe que son integrantes del partido Libertarios, cuya historia de creación comienza en las redes sociales, pero eso es otra historia. Aquí dejo algunos de los improvisados letreros que alzaron.

Granma ignora que en Chile se rescata a 33 mineros

El día que el mundo bajó a las entrañas de la Tierra, el Granma enmudece. Ni siquiera una mención en sus ediciones impresa y digital. Por qué ese silencio? Mandatarios de todo el mundo llaman para felicitar al Presidente Sebastian Piñera. Los Castro no se han manifestado hasta el momento (12:00 AM, hora de Chile, cuando ya se han rescatado 14 mineros).

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Pablo Milanés: “el país debe ser reconstruido con los Castro”

Pablo Milanés y Milton do Nascimento unieron voces para interpretar Yolanda y Canción de América en el Festival Musical de Tres Pontas, en Minas Gerais, Brasil

Los Castro, así mismo: los dos, tienen la obligación moral de promover, en vida, la transición hacia un nuevo modelo capaz de levantar a Cuba, porque ellos son responsables “de lo malo y lo bueno que sucedió en la revolución durante 52 años”. Son declaraciones de un Pablo Milanés preocupado con la era pos Castro y receloso con las medidas recientemente adoptadas por el gobierno. “Las reformas están 20 años atrasadas”. Así lo dijo el cantautor, de gira por Brasil, en entrevista para el importante diario Folha de Sao Paulo. Aquí dejo la traducción de la entrevista, originalmente publicada en portugués*.

Folha de S. Paulo – La política estuvo presente en la Nueva Trova, cómo está en el rap de las nuevas generaciones de músicos cubanos. ¿La música es un vehículo para el debate en Cuba?
Pablo Milanés – No existe un debate abierto en Cuba. Las expresiones musicales apenas se manifiestan, no hay represalias abiertas, pero tampoco una aceptación del Estado. Sólo hay un estado de tolerancia.
¿El Estado controla la difusión?
Lo controla todo. Ahora, como ya se ha informado, se tomaron medidas para que 500 mil empleados del Estado pasen el servicio privado. Me parece que esto va a generar mucha más libertad en el ejercicio de las profesiones, incluyendo el arte.
¿Las reformas económicas van a surtir efecto?
Significan  una apertura, eso es indudable. Pero veo un círculo vicioso en el que las dificultades que el Estado creó mediante prohibiciones a la pequeña industria, al pequeño negocio, al cuentapropista, ponen obstáculos que impiden que evolucione rápidamente. Habrá necesidad de materias primas, de pequeñas fábricas. Se necesita crear una infraestructura que el país no tiene, y no veo un presupuesto para esto. A la larga, puede que funcione. Creo que el pueblo se sacrifica más cuando depende de si mismo.
¿Qué vendrá después de Castro?
Siempre digo que el país debe ser reconstruido con los Castro. Porque los Castro fueron los responsables de lo malo y lo bueno que sucedió en la revolución durante 52 años. Ellos tienen una responsabilidad histórica de garantizar que antes y después de su muerte  que el país quede en paz consigo mismo, con todos los que se han sacrificado para mantener la revolución y no con los oportunistas que se están preparando para vender el país al morir los Castro. Tienen que prepararse para dejar un país digno, capaz de recuperar todo lo que se perdió por los errores cometidos en estos años.
Usted ha dicho que se necesita una nueva revolución. ¿Eso es posible?
Hablo de inyectar el nuevo talento que existe. Pero se ha de buscar sin prejuicios, no sólo entre los que están en el poder, sino en los jóvenes que están por todas partes listos para hacer una administración saludable, en función del socialismo, pero con nuevas ideas.
¿Le molesta que la solución para la liberación de los opositores presos haya sido el exilio?
Por supuesto. Quisiera que existiera una manera de poder divergir del gobierno. Desde el fin de  la Unión Soviética, hace 20 años, mis ideas sobre Cuba son muy críticas. El país no podía haber mantenido el modelo socialista ortodoxo. Tenía que haber seguido  hacia un nacionalismo económico, cultural e industrial y depender del esfuerzo propio.
Tenemos 20 años de retraso en darle a la gente la oportunidad de desarrollarse por sus propios medios. Si todos tuvieran la libertad y la oportunidad de hablar, habría sido otra cosa.
¿Cómo ve las recientes declaraciones de Fidel y su recuperación?
A mí me parece extraordinario. Y no creo que sea un hombre apartado del poder y, como dice él, un testigo. Fidel continúa siendo el primer secretario del Partido Comunista. Por lo tanto, Fidel sigue en el poder absoluto.
¿Barack Obama fue una decepción para usted?
No. Obama es un negro que llegó al poder en los EE.UU. y parece que le tendieron una trampa al tener que enfrentar todo lo que Bush dejó: un sistema capitalista destruido, un país destruido, y casi todo el mundo destruido. Fue ese el legado que recibió Obama.

*Traducción del blog  aelachambelona