Archivo de la categoría: General

Yoani sim, Yoani nao

Esta semana, la Librería Cultura de São Paulo se convirtió en campo de batalla. Manifestantes de la Unión de la Juventud Socialista (UJS) impidieron con un triste mitin de repudio que Yoani Sánchez conversara con el público que llenaba una sala cinematográfica y diese autógrafos en una recopilación de sus crónicas editada en Brasil bajo el título ¨De Cuba com Carinho¨. Fuera del recinto, el cariño también brillaba por su ausencia. El ruido ensordecedor de tambores, gastadas consignas, abucheos, pitos, coros, etc. se encargaron durante más de dos horas de atacar a la disidente. Al mismo tiempo, y por primera vez en su vista a Brasil, un grupo de valientes jóvenes se enfrentó a las turbas antiYoani y salió en defensa de la bloguera. A pesar de estar en menor número no se amilanaron y con carteles creativos, perspicaces, frescos y llenos de buen humor lograron llamar la atención y enfrentar el odio. Después supe que son integrantes del partido Libertarios, cuya historia de creación comienza en las redes sociales, pero eso es otra historia. Aquí dejo algunos de los improvisados letreros que alzaron.

Anuncios

¡Vuelven los carnavales, caballero!

cornetachina
Avísenle a todo el mundo, caballero, que venga to´el que quiera. ¡Vuelven los carnavales! Se acabó el receso. Volvemos a arrollar. Ae, ae, ae la Chambelona. Coge tu perga aquí, eso sí, ahora en CUC. De comer, cajitas, que no sé lo que tienen y mira la cola que hay. Ae, ae, ae la Chambelona

Granma ignora que en Chile se rescata a 33 mineros

El día que el mundo bajó a las entrañas de la Tierra, el Granma enmudece. Ni siquiera una mención en sus ediciones impresa y digital. Por qué ese silencio? Mandatarios de todo el mundo llaman para felicitar al Presidente Sebastian Piñera. Los Castro no se han manifestado hasta el momento (12:00 AM, hora de Chile, cuando ya se han rescatado 14 mineros).

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

¿Cuándo nos tocará esto?

El periódico español Público se suma a la huelga general del 29/09. ¿Cuándo veremos a nuestra prensa disentir? ¿Cuándo escucharemos otra voz?… “sí, porque hasta cuándo María Remolá”.

29S: "Público.es no se actualiza hoy porque la Redacción digital está en huelga"

Nostracastrus – Sólo en cines

La nueva obsesión de Fidel Castro es anunciar una supuesta y catastrófica guerra nuclear desatada, obviamente, por los Estados Unidos y cuyo desenlace sería, dependiendo de cómo se encaje en su retórica, el genocidio de “miles de millones de mujeres, madres y niños”  o “el fin del imperialismo”, o las dos cosas juntas.  El sermón premonitorio sin lugar a dudas llamará la atención de Hollywood  que, listos como son para olerse un buen guión, no creo que demoren en poner manos a la obra. Un cubano ya se adelantó y les montó el trailer.

Tomado de uncubanoencanarias.blogspot.com

Faltó llorar, Lula

Los siete primeros presos políticos cubanos liberados

De izquierda a derecha, Léster González, Antonio Villareal, Pablo Pacheco, José Luis García Paneque, Julio César Gálvez, Omar Ruiz y Ricardo González a su llegada a Madrid el pasado 13 de julio.

El presidente Lula finalmente comentó la liberación de presos políticos en Cuba, y lo hizo con una declaración algo exagerada. Ante la prensa reunida en Brasilia para la 4ª Cumbre Brasil-Unión Europea el mandatario afirmó que lo embargó una felicidad comparada a la que sintió cuando él mismo dejó la cárcel en 1980, en los años de dictadura en Brasil. Suena demagógico, proveniente de alguien que se negó a interceder a favor de los disidentes cubanos presos, alegando el derecho de autodeterminación de los países, y dejó Cuba en febrero pasado sin arrancar un mínimo compromiso de sus amigos Castro de mejorar la situación de los derechos humanos en la isla. También fue oportunistamente hábil al aprovechar la liberación de los disidentes cubanos, condenados durante la Primavera Negra de 2003 a largas penas en miserables condiciones carcelarias, para recordar su biografía de opositor al régimen militar que gobernó su país por una década y media. Vale mencionar que el ex líder obrero sólo permaneció 30 días preso en una celda compartida con otros sindicalistas y en calidad de detenido. En ningún sentido la alegría podría ser la misma, compañero presidente.
Lula da Silva habla constantemente y de todo. Tal vez por eso mismo no se entera de muchas cosas. En la misma intervención mostró desconocer las fuerzas que pactaron la liberación de los cubanos y felicitó a la Iglesia Católica Española por la mediación.

¡Aplaudan coño!

La espontaneidad enterrada

La espontaneidad enterrada

Más que hinchas, era la vanguardia del pueblo, la demostración de la organización proletaria. Según uno de los idénticamente uniformados que asistió a la derrota de su país ante Brasil, “anotar un gol fue una victoria del país de Kim Il Sung sobre una potencia” (para estos loquitos todo es guerra). Quiero ver que dicen ahora tras el 7 a 0 con que cayeron ante Portugal (¿Será que los castigan a la vuelta?). Se podía ver a un grupito de no más de 50, aunque los datos oficiales hablan de más de 200 coreanos estimulando a su seleccionado. Todos hombres, todos vestidos igual, todos celebrando con los mismos gestos ensayados, todos llegando y saliendo juntos en el ómnibus asignado, todos yendo a trancarse en el mismo hotel. Algunos medios revelaron que se trata de un grupo cuidadosamente seleccionado por el régimen, seguramente entre trabajadores destacados, lógicamente miembros del Partido o agentes de la seguridad. Aquí es que identificamos la mayor similitud con nuestra realidad: así como los cubanos, los coreanos del norte no pueden entrar y salir libremente de su país ni para ver a su equipo en un Mundial, ni visitar al hijo que vive al otro lado de la frontera. Muy risueños, se negaban a responder las preguntas de la prensa. No estaban allí para hablar. Una versión de la prensa china afirma que son actores contratados en ese país para escenificar apoyo al equipo norcoreano y demostrar que existe una hinchada. Fueran lo que fueran, aquellos hombres-agentes-actores representaron públicamente la mordaza de la alegría y la muerte de la espontaneidad. ¿Qué será que la perturbada dictadura coreana quería hacernos creer con su teatrico?